Especialidad

Fractura de cadera

La cadera corresponde a la articulación de la región superior del fémur con la cavidad de la pelvis conocida como acetábulo, esto es una superficie redonda que embona en una cavidad cóncava que permite los movimientos de la extremidad.

 

Comúnmente, pero de forma equivocada, la gente se refiere a la cintura o zona lumbar como cadera lo cual lleva muchos pacientes a buscar atención médica por “dolor de cadera” cuando el problema es de origen lumbar. El dolor de cadera se refiere a la zona de la ingle.

 

Las fracturas de cadera pueden afectar tanto al fémur como a la pelvis y son condiciones diferentes que requieren tratamientos distintos.

 

En relación a las fracturas que afectan el fémur, éstas pueden involucrar a la cabeza o al cuello del fémur o la zona de transición entre el cuello femoral y la diáfisis o tallo femoral en una zona conocida como trocantérica, entre los trocánteres mayor y menor del fémur.

 

Cada región del fémur es susceptible de diversos patrones de fractura y por ende de tratamientos diferentes,

 

Las fracturas de la cabeza femoral son tratadas en la mayoría de las ocasiones con una prótesis de cadera, que puede ser total o parcial, esto es sustituyendo la cabeza femoral con una metálica y una contraparte también metálica en el acetábulo pélvico, o solo sustituyendo el fémur con una hemiprótesis.

Las fracturas de la región trocantérica pueden tratarse con implantes especiales como clavos intramedulares que se colocan dentro del canal del hueso, o placas y tornillos extramedulares que se colocan atornillados al fémur por su parte lateral.

 

© 2017 Dr. Luis Justino Fernández Palomo